Soda Stereo en México 2007

noviembre 21, 2007 at 9:22 am (Cultura)

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Carta a una señorita en París, Julio Cortázar

noviembre 14, 2007 at 2:45 pm (1, Cultura)

Andrée, yo no quería venirme a vivir a su departamento de la calle Suipacha. No tanto por los conejitos, más bien porque me duele ingresar en un orden cerrado, construido ya hasta en las más finas mallas del aire, esas que ecortazar.jpgsu casa preservan la música de la lavanda, el aletear de un cisne con polvos, el juego del violín y la viola en el cuarteto de Rará. Me es amargo entrar en un ámbito donde alguien que vive bellamente lo ha dispuesto todo como una reiteración visible de su alma, aquí los libros (de un lado en español, del otro en francés e inglés), allí los almohadones verdes, en este preciso sitio de la mesita el cenicero de cristal que parece el corte de una pompa de jabón, y siempre un perfume, un sonido, un crecer de plantas, una fotografía del amigo muerto, ritual de bandejas con té y tenacillas de azúcar… Ah, querida Andrée, qué difícil oponerse, aun aceptándolo con entera sumisión del propio ser, al orden minucioso que una mujer instaura en su liviana residencia. Cuán culpable tomar una tacita de metal y ponerla al otro extremo de la mesa, ponerla allí simplemente porque uno ha traído sus diccionarios ingleses y es de este lado, al alcance de la mano, donde habrán de estar. Mover esa tacita vale por un horrible rojo inesperado en medio de una modulación de Ozenfant, como si de golpe las cuerdas de todos los contrabajos se rompieran al mismo tiempo con el mismo espantoso chicotazo en el instante más callado de una sinfonía de Mozart. Mover esa tacita altera el juego de relaciones de toda la casa, de cada objeto con otro, de cada momento de su alma con el alma entera de la casa y su habitante lejana. Y yo no puedo acercar los dedos a un libro, ceñir apenas el cono de luz de una lámpara, destapar la caja de música, sin que un sentimiento de ultraje y desafio me pase por los ojos como un bando de gorriones.

Permalink Dejar un comentario

Reygadas no busca el Oscar

octubre 10, 2007 at 2:40 pm (Cultura, Espectáculos)

batalla2-11.jpg
El cineasta Carlos Reygadas, quien llegó a la ciudad de México para promover Luz silenciosa, película con la que fue ganador del Premio del Jurado en Cannes y que se estrenará el próximo viernes en las diferentes salas cinematográficas del país con tan solo 26 copias, afirmó que no está ansioso por ganar un Oscar, galardón que catalogó como un premio sobrevalorado desde el punto de vista empresarial, político y comercial.
Por ello, durante una entrevista con Crónica, Reygadas manifestó que no le interesa en lo más mínimo ganar un Oscar ni hacer una buena labor en Estados Unidos para buscar un lugar en la terna final. “Los oscares son una premiación rara en la forma de elección, pues tiene que ver mucho el peso político y la influencia de los sindicatos”.
“Por ejemplo el Premio de Sonido es muy difícil que lo gane alguien que no sea del sindicato de Los Ángeles, incluso el de Nueva York no lo puede ganar porque controlan el gremio. El jurado no es un grupo de cinéfilos que muestren interés por elegir las mejores películas, sino que tiene que ver más con intereses comerciales… informó Crónica.

Permalink Dejar un comentario

Juicio a besucona

octubre 10, 2007 at 2:35 pm (Cultura)

no_foto1_210743.jpg

París, 9 de octubre. Una mujer de 30 años, con los labios pintados de rojo, besó de forma “totalmente espontánea” un cuadro completamente blanco del artista estadunidense Cy Twombly y ahora es juzgada por esa conducta ante un tribunal del sur de Francia.

“Admito mi responsabilidad, pero es que ese lienzo blanco me inspiró”, dijo la mujer.

Por su parte, un portavoz de la colección Lambert, en Aviñón, comentó sobre ese incidente ocurrido en julio pasado: “No se trató de una prueba de amor, sino de una violación de la obra de arte”.

Los daños materiales producidos por el beso se calculan en 2 millones de euros (unos 2.8 millones de dólares). El beso podría salir muy caro a la mujer, dado que el artista aún no dijo cuánto reclamará por concepto de indemnización.

Para restaurar la obra, varias empresas de cosméticos, que generalmente guardan estricto secreto sobre sus productos, comunicaron ya los componentes del lápiz labial… informó La Jornada.

Permalink Dejar un comentario